VAMOS ROJO CARAJO !!!

VAMOS ROJO CARAJO !!!

ETERNAS GRACIAS GABY MILITO !!

Follow by Email

jueves, 18 de octubre de 2012

"Mi sostén fue mi familia"


Si bien el lunes reapareció en los entrenamientos trotando junto con Leguizamón, Assmann no se quiere apurar con la vuelta: "Tengo que ir tranquilo, en este tipo de lesiones es todo día a día".

El lunes, Fabián Assmann fue noticia en el entrenamiento de Independiente porque ese día volvió a trotar junto con sus compañeros. A cinco meses y medio de la lesión, el arquero inició la última etapa de rehabilitación previa a su regreso a las canchas. ¿Llegará en condiciones a las últimas fechas de este torneo Inicial? El propio Assmann prefiere no adelantar los plazos. “Mi objetivo, cuando me lesioné, era recuperarme bien para iniciar la pretemporada de verano a la par del resto, sin problemas y ya dado de alta. La verdad es que no quiero apurarme. Tengo que ir tranquilo sabiendo que en este tipo de lesiones es todo día a día”, contó.

Adrián Gabbarini, su compañero también en rehabilitación por la misma lesión, apunta al mismo objetivo que Fabi: la pretemporada en enero.

"OLÉ"

-----
“Es el mejor papá”.

Isabella, que todavía no cumplió un año, es la mimada.

Debora D’amato / Ddamato@ole.com.ar.

Melina Pitra, la bella modelo y esposa de Assmann, elogia a su marido. Pero dice que por la lesión se le complicó la casa: “Tenía dos bebitos a cargo, je”.

Es un amor pero reconozco que cuando los dejo solos a Fabi y a Isabella, la casa me queda dada vuelta. Lindo quilombito me dejan”, asegura Melina Pitra, orgullosa de la familia que formó con el arquero de Independiente hace casi dos años.

-¿Cómo fueron estos meses de convivencia?
-Al principio difícil pero él tiene un carácter divino y disfrutó mucho de la gorda. No fue fácil más que nada cuando andaba con el yeso. Me la pasaba subiendo y bajando escaleras como loca. Con la comida, con los pañales, era como tener dos bebitos a cargo porque él no se podía mover e Isabella es chiquita.

-Mucha responsabilidad de golpe...
-Y sí. Pero cuando le sacaron el yeso todo mejoró porque él empezó a estar más en contacto con la gorda. Además, con su inactividad pude trabajar yo. Pudimos invertir los roles y estuvo bueno. Somos generosos con nuestros trabajos.

-¿Ibas a la cancha cuando él jugaba?
-Sí, siempre. A la Erico Alta con amigos de él. Soy su hincha número uno. Y cuando vuelva seremos dos las fanáticas porque Isabella va a ir a apoyar a su papá. No veo la hora de que vuelva a jugar.

-¿Isabella es muy novia de su papá?
-Está muy mamera. Ayer nos reíamos porque llegamos y ella me besaba y le corría la cara a él. De golpe le agarra papitis aguda pero está muy pegote conmigo. Se viene la edad en la que la pierdo, pero todavía sigue conmigo, ja.

-O sea que se les termina la luna de miel...
-Algo así. Aprovechamos esta racha positivamente. Sacamos lo mejor de la situación. Ahora esperamos que todo se encamine.

"OLÉ"

-----
"Mi sostén fue mi familia".
Assmann y su mujer, Melina Pitra.

Debora D’amato - ddamato @ole.com.ar
Fabián Assmann cuenta el apoyo que sintió de su mujer y su hijita en estos meses de recuperación tras su lesión. “Al menos, las disfruté mucho”, dice.

Nunca, ni en su momento más crítico, perdió la calma. Fabián Assmann es bonachón por naturaleza y ese rostro de buen chico condice con su forma de ser. “Fueron meses duros pero no podía permitirme caer. Las cosas pasan por algo y siempre le busco el lado positivo a las cosas”, le dice Fabi a Olé .

-En esta seguidilla tremenda, que incluye lesión en el hombro, apendicitis y la rotura de ligamentos, ¿cuál fue la parte positiva?
-Disfrutar de mi familia, de Meli y de Isabella. Lesionarse no es la muerte de nadie. Hay cosas que realmente son más graves y si bien al principio fue duro y la pasé mal, entendí que no era el fin del mundo.

-¿Qué hiciste que en actividad es imposible?
-Mi gorda es muy chiquita y está en esa edad en la que hace cosas que después no las recuperás más. Isabella es un solcito y la disfruté mucho. Lo que me pasó nos unió más como familia, compartimos más cosas. Por un lado fue terrible, porque vivo de mi profesión y no poder jugar es muy duro. Pero por otro lado, disfruté a más no poder de mis mujeres.

-Sos optimista por naturaleza...
-Es que yo mismo me lo planteé. ¿Me caigo o me levanto? Y decidí mirar para adelante y empezar de cero. Parece una eternidad cuando transitás los meses de recuperación pero cuando te ponés a pensar, ya casi pasó lo peor.

-Además, te lesionaste en un momento muy competitivo con Gabbarini y Navarro.
-Tal cual. Inclusive, cuando me lesioné pensé que iba a ser peor. Gabba se lesionó igual y ni gritó. Yo sentí un dolor espantoso, no paraba de gritar. Inclusive creo que me desvanecí porque hay cosas que no me acuerdo. A mí se me rompió el ligamento interno que hizo palanca con la tibia. No se me rompió la tibia de casualidad. El dolor lo sentí por el edema. Pero ya volveremos todos a competir sanamente.

-¿Cómo venís ahora?
-Mejor de lo que esperábamos. Pasaron más de cinco meses y ya pude empezar a correr y yo pensé que eso lo podría estar haciendo más a fin de año. Vengo bien y eso es por los profesionales que me tratan, por mi esfuerzo y por el apoyo de mi familia.

-¿Qué rol cumplió en esta etapa difícil?
-Mi sostén fue mi familia, sin dudas. Además, que yo esté en casa permitió que Meli trabaje más. Nos complementamos bárbaro. La gorda se porta muy bien y eso también es glorioso.

-Te pasó de todo...
-Sí. Cecilia, una amiga de Melina, me trajo agua bendita y me tiró por todos lados, jaja... Mamá me regaló la cintita roja. Una cosa increíble todo lo que me pasó pero hay que serenarse y aprender de las cosas. Yo aprendí a disfrutar de mi gordita, de mi mujer, de mis amigos y de toda mi familia.

-¿En la pretemporada volverías a la rutina y a entrenarte normal?
-Sí. No veo la hora de volver a entrar a una cancha y jugar. Tengo un sueño y es que Isabella entre conmigo a la cancha. Espero poder realizarlo. Me muero de sólo pensarlo. Melina en la tribuna y mi gordita entrando a la cancha en mis brazos. Sería único.

"OLÉ"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario